¿Cuál es tu meta o sueño sin cumplir?

 

Tú qué sabes que aún queda mucho por hacer.

Tú que aparcaste sueños y aficiones por el trabajo, los hijos, las obligaciones.

Tú sabes que este es el momento de HACERLO.

¿Qué se te ocurre?  ¿Te gustaría hacerlo con entusiasmo?

¡¡Pues vamos!! a vivir con alegría, porque estás en la edad de reírte de todo.

.

No son los años de tu vida los que cuentan, es la vida de tus sueños.

 

NUNCA ES TARDE PARA EMPEZAR DE NUEVO, NUNCA ES TARDE PARA SER FELIZ.

 

Sí, esto lo pongo en mi página web, lo habrás visto en la parte de “Me merezco muchas risas”, porque lo creo firmemente.

En el mes de septiembre cuando nace este proyecto, uno de mis sueños era ir a las residencias a poner risas en su día a día, preguntarles a nuestros mayores ¿qué  les quedaba por hacer?, ¿cuáles eran sus sueños sin cumplir? y poner todo de mi parte para que se hiciera realidad.

También fui a su casa, como el caso de Consuelo, su hija me pidió que fuera a su casa para charlar con ella, Consuelo tenía mucha pena y no quería moverse, no quería salir a la calle y sus piernas cada vez estaban peor.

Me senté a su lado y la escuche, la escuche durante más de una hora, y ella me decía, pero hija: ¿yo que te voy a contar?? Y continuaba hablando y a mí me tenía fascinada, porque me contaba cosas de hace 65-70 años.

¿Os dais cuenta? Principios del siglo pasado, era la narración de nuestra historia, la historia de un país.

 

 

Nacida en plena guerra civil, su  infancia transcurrió en la España de la posguerra, de hambre, de frío, en la España en la que los niños no importaban tanto como ahora, en la que no se hablaba y ella muy joven se enamoró, se enamoró perdidamente de aquel muchacho alto y apuesto, y en su inocencia de la época, no sabía ni por donde se caminaba, vivió una vida de escasez, de estrecheces, de penas, de esa España en la que muchas mujeres se quedaban en casa y las que salian a trabajar tenian doble tarea, buscando siempre la aprobación de su hombre, la casa limpia, los niños que no den ruido y él, él no sabía y no sabe cómo expresar cariño, nadie le enseño, el hombre tiene que ser duro y traer el sueldo a casa y ya, las lágrimas y los mimos son de niños y de mujeres, cuántas penas habrá guardadas en ese pecho.

Y yo seguía escuchando, agarradas de la mano y terminamos riendo, riendo mucho, hasta nos hicimos selfis y me encanto cuando ella me dijo: hija, ¿esto es lo que tú haces? Que buen rato he pasado.

 

Nos vemos pronto.

 

Y yo le dije: la próxima en la calle.

Su sueño era hacer fotos y yo le dije que nos veríamos en el lago y haría todas las fotos que quisiera, yo llevaría la cámara y sin límite, ya no hay carretes que nos detengan 😊 y me la imaginé haciendo miles de fotos a los patos.

Y un día por otro, ella lo fue aplazando, le daba miedo salir…

Y ahora, ahora ella quiere salir y no puede y se siente triste por todo lo que escucha y siente miedo y mucha pena, mucha pena por tantos amigos, vecinos, conocidos, paisanos de su pueblo que se están yendo tan solos.

 

Y ahora, yo siento tanta tristeza por todos aquellos que pasaron tantas penas, que lucharon porque nosotros viviéramos mejor, por aquellos que no pudieron cumplir sus sueños.

Y ahora más que nunca me encantaría estar a su lado, mitigar un poco su miedo, su tristeza…volver a verlos sonreír.

 

No sé cómo expresar lo que siento a todas esas familias que han perdido a sus ancianos, es una mezcla de impotencia, rabia, tristeza, mucha tristeza, solo se me ocurre mandaros un abrazo enorme y deciros que aquí estoy si en algo os puedo apoyar.

 

Ojalá pronto, muy pronto pueda volver a preguntarles ¿Cuál es tu sueño sin cumplir?

Ojalá podamos darles la mano y reír con ellos.

 

 

21 comentarios

  1. Que bonito Ana…que tristeza tan grande la de ahora, ver cómo se van solos…mi madre tb se fue sola, los médicos nos dijeron que estaba mejor, no hacía falta que nos quedáramos y ya no teníamos días para faltar el trabajo…así que esa noche se quedó sola…que tristeza cuando nos llamaron por la mañana para decirnos que se había ido…a lo que siempre tenía miedo a irse sola…solo se me ocurre decirles a las familias que no han podido acompañar a sus seres queridos en su último aliento, que incluso sin este confinamiento a veces no lo podemos controlar, a veces sin quererlo no puedes estar con ellos. Que se queden y disfruten con esa vida en la que si pudieron acompañarlos, que se llenen de ella. Y a los que aún los tienen, que les llamen, que les llamen mucho, que les escuchen, que se rían y lloren con ellos, que se enfaden con ellos, en definitiva que vivan con ellos aunque sea desde la distancia…y cuando todo esto pase que los disfruten, que se rían mucho con ellos. Son un tesoro! Y a ti que bonito ese proyecto que tienes, cuando acabe esto, será aún más intenso y te llevarás tanto…que grande eres, cuánto das solo con esa sonrisa que da luz a la noche!

      • Que bonito escribes, Ana, parece al leerlo que me lo estás hablando. Claro que vas a poder ir a escuchar a nuestros mayores y alegrarles igual que nos has alegrado a las Bellas. Estoy convencida que vas a cumplir muchos de los sueños de nuestros mayores. Un besazo

        • Que bien!!!
          Gracias Mara.😍
          Sí,cuando todo esto acabe, seguiré llevando #AlegríaDeVivir a todas la edades.🤸‍♀️
          Un abrazo💜

  2. Una historia preciosa , una historia que han vivido muchas mujeres y que por suerte poco a poco va cambiando. Pronto la sacarás a la calle, a ella y a otras muchas más.

    • De tantas,que bueno que Poco a poco, vayan cambiando las cosas.
      Que bueno, que las generaciones nuevas tengan mujeres valientes como ellas, pero con otras oportunidades que cambian el presente y el futuro.
      Que bueno que a los hombres ya se les permite llorar y ser compañeros de viaje.
      Gracias Mamen💜

  3. Precioso relato, preciosas palabras. Q verdad tan grande… este “bicho” se está llevando a las personas que más han luchado en este país, las q mas penas han pasado, las q, gracias a ellas, somos lo que somos hoy en día…
    A ver si cuando esto pase, los cuidamos y los valoramos más aún de lo que lo hacíamos.
    Gracias por recordarnos que hay que cuidar y querer nuestros mayores

    • Sobre todo desde las administraciones, nuestros mayores necesitan, más y mejores centros, más personal y que ese personal tenga mejores condiciones laborales.
      Para muchas familias ya es un dolor llevar a sus abuelos a los centros y a veces un lujo económico.
      Ojala se acuerden de cuidar la parte que les toca.
      Un abrazo

  4. No se me ocurre mucho que decir después de lo que te han dicho ya. Me has hecho llorar de lo bonito y triste que es a la vez! Yo también espero que pronto puedas continuar con ese proyecto y que cada uno, reflexionemos sobre ello y, en lo que podamos, ayudemos.
    Gracia por compartir.
    Un besote!

  5. Cuánta triste verdad. Muchas historias duras, de lo más común en la Historia, con mayúsculas, entre nuestras mayores (también ellos, pero sobre todo ellas). Y no solo aquí (estoy leyendo La Madre, de M. Gorki).
    Si puedes ayudar a cumplir sueños, eso hará su vida un poco más suya y no exclusivamente de aquellos a los que ha sacado adelante.
    Siempre, desde que te conocí, he pensado que eres un ser especial, de luz, y me lo sigues demostrando a trocitos, constantemente. Sólo puedo pedirte que sigas. Este «bicho» no nos va a tener encerrados toda la vida, de algún modo tendremos que continuar, así que sigamos haciendo planes para poner manos a la obra en cuanto llegue el momento. Sigamos con proyectos. Que esa mujer tenga su tarde de fotos en cuanto se pueda, y si esa tarde es sólo el principio, pues estupendo. Y lo mismo a tantas personas…. Hasta los que a ratos nos lo ponen difícil para quererlos.

    • Ufff cuanto amor en un comentario.😍
      Sigamos construyendo.🌈
      Gracias amiga.💜
      Cuanta verdad, sigamos queriendo a los que están, a los que se han ido y también a los que nos lo ponen difícil.💫
      Un abrazo tan Grande💝

  6. Que bonita misión!! Nuestros mayores van a necesitar todo nuestro apoyo cuando esta situación acabe. Tu mensaje llega al alma. Gracias.

    • Gracias, me alegro mucho.
      Sí, entre todos vamos a apoyarles, los que están en casa solos también lo están pasando mal.
      Un abrazo amiga, nos vemos pronto💜

  7. Lo he leído cinco veces, y aun no encuentro las palabras para explicarte lo que me has hecho sentir.
    Me ha recordado tantísimo a una persona que llevaré siempre en mi mente y en mi corazón.
    Lo haces tan bien Ana……

    Sigue pa lante!!! amiga y no lo dejes nunca, haces mucho bien.
    ,un abrazo enorme de una amiga que te quiere mucho, aunque sea en silencio!!!

    • Ayyyy Ani!!!
      No te imaginas lo que me gustaría mitigar un poquito el dolor y la pena que sientes, si leerlo te ha servido para sentir, al menos, un poquito menos, habrá sido el tiempo mejor invertido escribiendo.
      Ojala a todas las personas que estais pasando por estos momentos tan duros les llegue un poquito de paz y todo el amor que os quiero mandar al escribirlo.
      Como me escuchaste no hace mucho, nuestros seres queridos no se van, se quedan en la habitación de al lado y en nuestro corazón.
      Gracias por estar siempre ahí.
      Gracias por apoyarme siempre.
      Nos vemos pronto brindando con un buen vino.
      un abrazo, Te quiero amiga💜

  8. Me ha encantado Ana. Q importante es saber escuchar, pero escuchar de verdad, con el corazón. Q bonito lo que haces. Gracias también por ayudarnos a reflexionar. Si,nuestros mayores son los mas GRANDES.

    • Cuanto me alegro Asun, que te haya gustado y que os haga reflexionar.😍
      Si todos escucháramos con el corazón, nada sería invisible,cómo dice el Principito.
      Para mí, antes, los más grandes eran los más pequeños,hasta que entendí que los mayores son nuestra historia y que a veces un niño sigue allí encerrado.
      Gracias por leer y por comentar.
      Un abrazo.💜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario puedes facilitar tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. Para poder enviar el comentario debes aceptar mi Política de Privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Arnáiz
  • Finalidad: Responder a los diferentes comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Ana Arnáiz.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Publicar comentario