Hoy te escribo desde mis raíces.

Son las siete de la mañana de un siete de agosto muy extraño, estoy en el pueblo y en estos momentos todo estaría en ebullición preparando las fiestas patronales de San Lorenzo y sin embargo todo está en calma. Esta calma extraña que nos acompaña desde hace unos meses.

Escribo desde lo que para mis abuelos fue el huerto donde sembraban patatas y que mi padre convirtió en un patio lleno de flores.

Desde este rincón donde me encanta salir a desayunar, a leer, a charlar, donde él era tan feliz, pienso en ellos y en lo que han vivido.

San Matías, Covaleda, Soria

Mi abuela habría cumplido ayer 112 años, ¿cuántas cosas habrá vivido en estas calles?, ¿cuántas entre estas paredes y esta valla?, que también ha cambiado con los años.

Y pienso que me gusta cuando me preguntan de quién soy y digo que soy nieta de la Petrina y del Pepe, hija de la Manoli, es toda una seña de identidad, y me gusta aún más cuando el Luismi me cuenta, por enésima vez, que mi abuelo le montaba en el dúmper y cuando la Paqui me dice lo mucho que recuerda a mi abuela.

Y también me cuentan lo guapos que han sido siempre mis padres y lo bien que bailaban en la plaza, aunque eso sí lo he visto, me encanta con que admiración lo cuentan, una y otra vez sentados a las puertas de sus casas.

Todo eso son mis raíces, todo eso son sus huellas.

 

Creo que hay dos cosas muy importantes en la vida, que nos hacen ser mejores personas.

 

💜 No olvidar nuestras raíces, de dónde venimos, por muy alto que volemos, saber siempre cuál es ese lugar del que salimos y volver, como en la película de Almodóvar y en la famosa canción, Volver.

Es la manera de pisar tierra, de tener al ego cogido y que no se nos infle.

Este año volver, ha sido duro y difícil, porque era la primera vez que volvía sin mi padre y también ha sido la primera vez que he apreciado tanto todo esto.

Siempre he apreciado la belleza de este lugar, su olor, su paz, su historia, pero nunca hasta estos días me he sentido tan parte de él, he sido tan consciente de que este sitio es eso, MIS RAÍCES.

👣 Las HUELLAS, que importantes las huellas que dejaron, que importantes las huellas que dejamos.

Te has preguntado alguna vez ¿Qué huella estás dejando? ¿Cómo quieres que te recuerden?

¿Qué contaran de ti? ¿Qué será eso que la gente recuerde cuando no estés?

Yo sí, y me gustaría que me recordaran como alguien alegre, amable, con las cosas claras, con los sueños grandes, con la sonrisa abierta y el corazón aún más, disfrutona por naturaleza, amiga de mis amigos, defensora de los míos, familiar en vena, los oídos que te escuchan, los ojos que te miran de frente…

 Y por eso cada día me hago el firme propósito de ser un poco menos gruñona, un poco menos criticona, un poco menos quejica… y un mucho todo eso que quiero dejar en los que me rodean.

Dejemos huellas bonitas

¿Qué podemos hacer para que en este paseo tan corto que es la vida, dejemos un legado, un recuerdo bello a los que nos van conociendo en el camino?

¿Ya lo has pensado? ¿Cuáles son tus raíces? ¿Qué huellas quieres dejar?

 

 

 

22 comentarios

  1. Gran reflexión…. quiero dejar huellas bonitas en los corazones que me importan, y estoy igual que tú en ese proceso de ser mejor persona cada día… gracias por recordarme lo importante que son nuestras raíces, a veces nos encogen el alma cuando las recordamos y eso es una señal de la intensidad con las que otros dejaron sus huellas en nosotros.
    Gracias una vez más… por abrir tu corazón y por ser como eres

    • Que alegría que estés en el proceso , que recuerdes tus raíces y las huellas que te dejaron con tanta intensidad.
      Gracias a ti, por leer y comentar.
      Un abrazo grande compañera.💜

  2. Hola Ana, como siempre con qué sencillez y amor cuentas tus vivencias, cómo haces recapacitar y que nos sumerjamos en nuestras emociones.
    Hoy sentada en el velatorio de mi Lala, esa persona que me vio nacer y que me dio todo su amor incondicionalmente, descubro estas palabras y sin duda me hacen pensar …
    Que ella es mi raíz, mi ejemplo, mujer luchadora y que jamás hizo ruido, dejando una huella en nuestros corazones que jamás olvidaremos. Solo aspiro a ser imagen y semejanza de ella.DEP

    • Querida Celia cuanto siento la perdida de tu Lala, sé lo que significa para ti.
      Estoy segura que esas huellas son bellísimas y ya eres una mujer luchadora y discreta, así que ya has conseguido tu aspiración.
      Un abrazo enorme de 💜
      D.E.P.

  3. Ana, es precioso, se me viene a la cabeza el poema de Armando Tejada, «Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida,

    y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas.»
    Ese regreso a nuestros origenes, nuestros primeros recuerdos, el sabor de lo aútentico sin adulterar una pizca y, que importante es no olvidar niestros origenes y honrar
    el legado que nos dejan nuestros padres.
    Continuemos dejando huellas bonitas, como hicieron ellos.
    Un bso enorme.

    • Que poema tan bonito!!!
      Eso es, el sabor de lo auténtico sin adulterar una pizca, que bueno, asi, auténtico.
      Algunas de esas huellas ya están en mi corazón, que bueno encontrarte en mi camino.
      Un abrazo💜

  4. Hola Ana!! Me ha encantado tu pregunta.
    Mis raíces y la huella que yo dejaré será el sonido de fondo de la radio.
    Mi abuela materna, gran referente para mi, siempre la tenía puesta en un volumen bajito para poder hablar siempre sin necesidad de chillar.
    Si salía de excursión o a su trabajo; que era limpiando las escaleras de las viviendas del barrio, metía su transistor pequeñito en el bolsillo de su delantar y escuchaba música o al locutor de radio dando las noticias del día.
    En mi casa siempre está la radio puesta. Hasta cuando se estudia, la música siempre suena de fondo. Es muy relajante. Nunca se siente un@ sol@.
    Espero dejar esa huella.
    Gracias Ana. Este verano os echamos de menos en Tarifa.

    • Si me preguntan ¿a qué suena tu casa? diría que a paz. Si me preguntan ¿qué huella dejas tú? diría serenidad.
      Eso, música que acompaña, que relaja…
      Gracias por ser una huella tan bonita en mi vida.
      uff lo que daría por poder ir a Tarifa🤩
      Un abrazo grande a mi familia Sevillana😍

      • Muy valiosa experiencia el mirar nuestro pasado reconociendo todo aquello que nos brindó las bases para llegar a hoy y a lo que somos en el presente. Ese legado que nos dejan tantos momentos compartidos en el pasado con nuestros familiares, amigos, vecinos.
        Mirar el presente con transparencia y disfrutando el momento actual, siendo conscientes que los pasos que damos hoy, serán la base para nuestro futuro. El regalo de la vida durante nuestro camino es disfrutar responsablemente y con amor todos los días. Esforzarse por ser una mejor versión cada momento.
        Ana Arnáiz gracias por compartir tan bella reflexión.

        • El regalo de la vida, Disfrutar!!!
          Gracias Lili por tus palabras que me llegan desde Costa Rica como si estuvieras aquí a mi lado.
          Un abrazo grande💜

    • Que bonito Ana…las raíces…yo las llevo marcadas en mi cara y en todo mi ser…porque cuando me miro y me ven se ven sobre todo las de mi madre…

  5. Que bonito escribes. Compartimos raíces, mismo árbol, diferentes frutos, cómo de diferentes pueden salir de sus ramas lo que florece ¿verdad? Y ahí está la magia, lo importante es saber de dónde procedemos independientemente de las hojas que caigan por el camino, y las ramas que puedan quebrarse.
    A mi me gustaría que me recordaran cómo aquella soñadora que nunca dejó de hacerlo. En el cabecero de mi cama es lo que reza : No dejes nunca de soñar, sólo quién sueña aprende a volar. Y mis alas son bien grandes 😘
    Muy bonita reflexión la que has hecho en estos días ❤️

    • Gracias!!!
      Cierto que los frutos pueden ser muy diferentes, aunque me parece que no es nuestro caso, Dos soñadoras que creen que se puede volar alto si tienes el coraje de soñar y perseguir tus sueños.
      Un abrazo grande prima💜

  6. Una muy buena invitación a la reflexión… Yo quiero dejar huellas bonitas, aunque a veces… es tan ¡tan difícil!

    Me ha encantado tu escrito.
    Un besote,
    Carmen

    • Seguro que las estás dejando!!
      Es difícil, a veces las mejores cosas son las más difíciles, lo bueno, que no es imposible.
      El tomar conciencia y querer hacerlo ya es un paso muy grande.👏
      Que alegría que te guste lo que escribo.😍
      Un abrazo grande,💜

  7. Ana me ha encantsdontu redacción y descripción del sitio, me ha transportado al lugar que yo tuve la ocasión de visitar un par de veces y del cual tengo muy buenos recuerdos. Buenas risas que nos pasamos y sobretodo muy buena compañia. Es importante mantener tus raíces. Mi madre también tiene casa en el pueblo y me encanta ir y decirles a mis hijos lo bien que nos lo hemos pasado. Por diferentes circunstancias ya no voy tanto como iba, pero cuando lo hago lo disfruto muchisimo. Sobretodo disfruto ver a mi madre feliz con sus orígenes, a mi padre también le encantaba ir al pueblo de su mujer y también lo disfrutó mucho. Tu eres una mujer que por supuesto dejas huella, por todo lo que tú misma has dicho. A mi también me gustaría dejar huella y que se me recuerde como una persona noble, sencilla, cariñosa, familiar y amiga de mis amigos. Muy bonito todo lo que escribes y por supuesto siempre me haces reflexionar. Besos😘

    • Es verdad!!! que buenos ratos hemos pasado en esa casa, en la de tu pueblo también.
      Sé lo mucho que te gusta tu tierra y es un pueblo con mucho arte y muy grande, jajja, ¿te acuerdas?
      Gracias, me alegro de dejar esas huellas.
      Sin ninguna duda se te recordara por todo eso, solo una cosa, NOBLE, así con mayúsculas.
      Que alegría que te guste y sobre todo que te haga reflexionar, ese es el «para qué» de este blog.
      Un abrazo muy grande amiga💜

    • A mí me queda trabajo que hacer para pulir las aristas que menos me gustan de mí misma, o por lo menos las que no dan los resultados que me gustaría. Me siento orgullosa de haber dejado algunas huellas muy bonitas, pero me cuesta más precisamente con aquellos que más me importan. No sé si pensar en mis raíces me ayudará, pero tu descripción de tus recuerdos y emociones en el pueblo es entrañable. Le daré una vuelta.
      Un abrazo.

      • Dale una vuelta, recuerda a tus abuelos o las cosas que te han contado de ellos, tus momentos de niña, tus lugares preferidos, solo el hecho de hacerlo te hace como agarrarte a tierra.
        Es difícil saber qué huellas dejamos en los que más nos importan, a mí también me pasa, diles que son para ti, a veces funciona y te dicen que eres tú para ellos.
        Y no te quepa duda que las estas dejando muy bonitas en todos los que tenemos el placer de conocerte, familia, amig@s, alumn@s…
        Gracias por compartir, un besazo😘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario puedes facilitar tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. Para poder enviar el comentario debes aceptar mi Política de Privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Arnáiz
  • Finalidad: Responder a los diferentes comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Ana Arnáiz.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Publicar comentario