La realidad

TIENE QUE VER LA REALIDAD

Eso es lo que le dice su madre, a ella que está ingresada en psiquiatría, que oye voces que le dicen que se lesione.

¿Qué es la realidad?, le pregunto a su madre.

¿Cómo podemos saber lo que es la realidad?

La realidad no es lo que te pasa, la realidad es como ves tú lo que te pasa.

La vida no es lo que nos pasa, si no la percepción de lo que nos pasa. 

 

Cada uno tenemos una forma de mirar la vida

Y en ello influye mucho como ha sido nuestra infancia, nuestros amigos, nuestro entorno…

¿Verá igual la vida un niño de África que uno de Europa?

¿Es igual la vida en Senegal que en España?

¿Si tu familia es de tradiciones arraigadas o es más flexible en su manera de vivir?

Las creencias que nos inculcan también nos hacen ver la vida de formas diferentes.

 

Tu mapa no es el territorio.

¿Qué es normal? Pregunto en mis conferencias.

¿Es normal andar descalzo? ¿Comer con las manos?

¿Que cada hijo tenga su cuarto? ¿Dormir en el mismo cuarto que tus padres?

¿A qué edad es normal casarse???

la realidad

Ella se casó con diecinueve añitos, cuando para muchos todavía eres una niña.

Y ya llevaba una carga que le pesaba demasiado.

Huyó con veintiuno, y comenzó a mantenerse sola, cuando muchos con esa edad no saben qué es un recibo de la luz, ni cuánto cuesta un kilo de carne.

 

Y miraba la vida con alegría o eso parecía.

En su cabeza alguien estaba entrando, una voz que no le deja ver la vida, como su madre cree que tiene que verla.

No podemos obligar a los demás a ver la vida como nosotros la vemos, ellos están mirando desde otro lado.

No juzguemos, no sabemos de qué batalla vienen las otras personas.

Cuando llegó a mí, con veintitrés, ya era tarde para el apoyo que yo le podía dar.

Ya no necesitaba una coach, necesitaba un psiquiatra.

Ahora solo, si vale sólo como poco, la puedo escuchar, abrazar, decirle que ella vale más que esa voz que la obliga a hacerse daño.

Y la veo sonreír como una niña de nueve años, como esa niña que no la dejaron ser.

Y se me acurruca en mis brazos y me pide que vaya a verla.ayudar

“El maestro solo aparece cuando el alumno está preparado”.

Y a veces, el alumno está tan atormentado que solo puede escuchar su tormenta interior.

 

No podemos ayudar a quien no se deja.

 Y viene a mi cabeza «La fábula de las estrellas» y vuelvo a decirme: no puedes ayudar a quien no quiere ser ayudado. 

 

FÁBULA DE LAS ESTRELLAS DE MAR.

Había una vez un escritor que tenía una casa a orillas del mar, en una enorme playa virgen, en la que pasaba temporadas escribiendo y buscando inspiración para sus libros.

Era un hombre inteligente y culto y con sensibilidad para las cosas importantes de la vida.

Una mañana bien temprano mientras paseaba a orillas del océano vio a lo lejos una figura que se movía de manera extraña como si estuviera bailando.

Al acercarse vio que era un muchacho que se dedicaba a coger estrellas de mar de la orilla y lanzarlas otra vez al mar.

El hombre le preguntó al joven qué estaba haciendo. Y este le contestó:

– ‘recojo las estrellas de mar que han quedado varadas y las devuelvo al mar; la marea ha bajado demasiado y en cuanto salga el sol y empiece a calentar morirán todas’.

Dijo entonces el escritor:

– ‘pero esto que haces no tiene sentido; primero de todo que ese es su destino, morirán y serán alimento para otros animales; pero es que además hay miles y miles de estrellas por toda la playa; nunca tendrás tiempo de salvarlas a todas’.

El joven miró fijamente al escritor, cogió una estrella de mar de la arena, la lanzó con fuerza por encima de las olas mientras exclamaba:

– ‘para esta… sí tiene sentido’.

observar la realidadEl escritor se marchó un tanto desconcertado y turbado. Ese día no encontró la inspiración para escribir y por la noche no durmió bien; soñaba con el joven y con estrellas de mar siendo lanzadas por encima de las olas.

A la mañana siguiente se levantó más pronto aún, salió a la playa, buscó al joven y le ayudó a salvar estrellas de mar…aprendió a distinguirlas.

 

Las que más necesitaban ser salvadas eran las que parecían más fuertes y rígidas al tacto, estaban más secas y casi no se movían.

Otras eran fáciles, húmedas y flexibles, se dejaban arrojar. Observó como algunas otras, al notar la ayuda, se agarraban con fuerza a las rocas de la playa, y al tratar de quitarlas forzándolas, se rompían en las manos.

 Oyó al joven a su lado decir: “esas no. Buscan la seguridad en las rocas de la playa creyendo que son las rocas del fondo del mar. Yo les doy un par de tirones y si no se sueltan, las dejo. Solo se pueden salvar las que quieren ser salvadas, y hay muchas, muchas que lo solicitan”.

Al parecer preguntó confuso ¿cómo las distinguiré?

El joven le respondió: “solo tienes que observarlas”.

Anónimo.

Leído en el libro “Herramientas de coaching personal”. Francisco Yuste

 

Así que:

✨ No juzgues, no sabes qué camino ha recorrido el otro.

✨ Tu realidad, no es la realidad. Es tu percepción de la realidad.

✨ No le digas a otro lo que es normal. ¿Qué es normal?

✨ Lo que tú crees que es bueno, puede que no sea bueno para otro.

✨ No intentes ayudar a quien no quiere, le puedes romper.

✨ No necesita un consejo, solo que le escuches.

✨ No necesita que le levantes, solo que te tumbes a su lado, hasta que se pueda levantar

 

Aquí estoy.

Solo puedo decirte que estoy aquí, estoy ahí a tu lado, que no quiero que veas mi realidad, solo que la respetes e intentes comprenderla y si quieres escucharla, yo te la cuento.

No voy a juzgar tu realidad, pues apenas la conozco, cuéntamela y te escucho y me pondré en tus zapatos y te daré mi brazo para que te apoyes al caminar.

No te olvides, tenemos un trato, yo voy a ir a verte, tú me recoges en la estación.

Sé que puedes, sé que vas a poder.

Quiero verte sonreír, que te brille la mirada, que vuelvas a tener Alegría de Vivir.

 

Y escribiendo esto me viene a la cabeza las palabras de Lara Vidal, Brillar en tu oscuridad.

“Si te encuentras mal, ayuda a otros y te sentirás mejor”.

 

26 comentarios

  1. Qué bonito queda escrito. Pero que difícil hacerlo realidad. Cuando eres una cobarde y por no hacer daño a los demás te lo haces a tí misma. Cuanta razón tienes y cuánto me alegra haberte conocido y estado en mujeres bellas. Ánimo y sigue pa Lante

    • Marga, me entristece que te hables así y más ver que sufres por contentar al resto.
      Eres una de las personas que más respetas todos lo que digo en este post, no juzgas, no impones, escuchas, apoyas…Ahora «solo» falta que lo hagas contigo.
      Gracias preciosa, yo también me alegro de tenerte en mi vida y de que vinieras a #MujeresBellas, eres la bondad en persona.
      Un abrazo💜

  2. Gracias ana por tus comentarios,yo soy una persona muy positiva,y creo que eso me ayuda cada día a seguir adelante,una ayuda siempre va bien,sobre todo a aquellas personas que lo necesitan,y tu con este blog y tus comentarios,ayudas mucho,siempre te he visto como una mujer especial y muy valedora para ayudar a los demás,de hecho el conocerte y tenerte en mi vida,me ha hecho ver que es muy bonito ser amiga de una persona como tu,tan optimista,alegre y buena persona…
    Sabes que aunque no nos veamos mucho,te quiero un montón amiga….un gran besito y sigue así que llegarás muy lejos 😘😘😘💚

      • Tus palabras me recolocan. Me recuerdan que siempre hay que ir hacia delante, volver una y otra vez a hacer bien las cosas, como realmento quiero.
        Ayer pasamos un día maravilloso en la montaña con viejos amigos, son estos momentos los que me dan mucha energía.
        Gracias Ana
        Un abrazo

        • Que genial recordar cómo queremos hacer las cosas y que es eso que nos da energía.
          Y ya sabes, si eso te da energía y te hace feliz, haz más de eso…😉
          Un abrazo grande💜

  3. Hola Ana.
    Es muy Interesante todo lo que está escrito, ya sabes que he intentado muchas cosas, he leído mucho. .y no se, quizás no sepa llevarlo a la práctica. Seguiré intentándolo. Muchas gracias

  4. Todos tus post me gustan y me parecen súper interesantes, pero este en especial mucho más. Que razón tiene la fábula de las estrellas de mar. A veces nos empeñamos en intentar ayudar a quién no quiere ser ayudado.

    Pero estoy de acuerdo en que para entender el presente de una persona primero tenemos que conocer su pasado.
    Me ha encantado.😘😘

    • Tan cierto, cuánto daño podemos hacer juzgando, imponiendo nuestra realidad y a veces con la mejor de las intenciones queriendo ayudar a quien no quiere.
      y cuánto bien, siendo empáticos, escuchando, apoyando.
      Me alegro muchísimo de que te haya gustado y de que te resulten interesantes los post.
      Gracias por leer y comentar.
      Un abrazo enorme💜

  5. Placer leerte querida Ana, vas hilando finamente para darnos mensajes de vida maravillosos. Yo tb quiero lanzar una estrella al mar, quizá para las demás no pero para esa única sí que será importante!!
    Besos

    • No me cabe duda que lanzaras más de una, que serás Luz para muchas personas.✨
      Tu saber hacer, tu «chispa» para ver con humor hasta las situaciones más duras, unido a tu capacidad de levantarte, es una mezcla maravillosa para apoyar a otros a lograr sus objetivos.
      Un abrazo grande linda💜

    • Querida Ana, es la primera vez que leo y te felicito. Unas maravillosas reflexiones sobre todo en estos tiempo.
      Nuestra realidad hoy es diferente, ni mejor ni peor. Aprenderemos muchas cosas, valoraremos las que hemos perdido, compartiremos con nuestro entorno y saldremos adelante.
      Que sería de nosotros si no hubiera salvadores de estrellas?
      Un abrazo

      • Muchas gracias Giovanna, me alegro mucho que te guste lo que lees.
        Claro que sí, saldremos pa´lante, siempre pa´lante.🙌
        Si no hubiera salvadores de estrellas habría que inventarlos 😉😄
        Un abrazo💜

  6. Que verdad! Todos queremos que se pongan en nuestros zapatos, pero luego nosotros no lo hacemos. Siempre nos creemos con la verdad absoluta y como siempre digo, verdades hay varias, las que cada uno ve de una misma situación y problema y quizá juntando todas podamos ver. Que difícil no juzgar…quién más y quien menos en algún momento o incluso sin darse cuenta a juzgado.

    • ¿Verdad? 😉como dice Olga Cañizares «Desde mi parte de verdad»
      Tantas realidades como personas, tantas verdades como situaciones, hasta en la misma situación podemos ver la cosas de forma diferente.
      Es difícil, muy difícil no juzgar, lo bueno como os suelo decir es darnos cuenta y aprender a no hacerlo.
      Gracias por tu reflexión
      Un abrazo preciosa💜

  7. Como siempre espectacular. No conocía esa fábula, me ha encantado. Haberte conocido ha sido una preciosa casualidad. Me aportas muchísimo. Siempre estás cuando lo necesito. Muchas gracias por tus palabras xq siempre me haces reflexionar y me enseñan a vivir con alegria. Un abrazo amiga

    • Gracias, gracias, por estar, por ser, por aparecer.💜
      Me alegro tanto que te aporte y que vivas con más alegría, tú también eres Alegría de Vivir.🤸‍♂️
      Un abrazo apapachado😘

  8. Muy interesante. La verdad es que me gusta mucho todo lo que escribes. Con esa sencillez que te caracteriza y bastante clarito. Ya te dije en una ocasión que me haces reflexionar muchas veces y esta a sido una vez más. A veces nos gusta que nos ayuden y otras preferimos darnos nosotros mismos con el muro que no nos deja ver. A ni me gusta cuando me escuchan y si me dan consejos lo suelo agradecer y tu eres bastsnte experta en eso. Me ha gustado la fábula y creo que tiene mucha razón. Aunque hace mucho que no nos vemos y ya no quedamos para pasar esos buenos momentos que hemos pasado de risas y Charlitas. Se que si en algún momento necesito tu ayuda la tendré. Gracias por todo lo que haces. Besos 😘

    • Me alegro mucho que te haga reflexionar, me encanta la opinión de alguien que siempre me ha aportado serenidad y dulzura.
      No te quepa duda que ahí estaré, aunque preferiría que fuera para unas risas y unas charlitas😉😄
      Gracias a ti por leer y comentar.
      Un abrazo💜

  9. Que relato tan bonito!!!
    A veces metemos la pata cuando intentamos ayudar a alguien y la persona no está para eso en ese momento, solo necesita que estés a su lado.
    Al leerlo me he emocionado mucho, porque hace unos días me paso que hice daño a alguien que amo por darme cuenta que no era el momento de ayudarle.
    Cuanto me queda por aprender…….y que bonito a la vez, saber que cada día puedes ser mejor persona.
    Muy bueno el post Ana, mil gracias.

    • Gracias Lorena😍
      Sí eso nos pasa a veces, muchas veces con la mejor de las intenciones, otras por cabezoneria nuestra.
      El caso es que pueden surgir malos entendidos.
      Es maravilloso tomar conciencia de que cada día es un aprendizaje y tener esa actitud de mejorar. Enhorabuena!!!
      Un abrazo💜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario puedes facilitar tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. Para poder enviar el comentario debes aceptar mi Política de Privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Arnáiz
  • Finalidad: Responder a los diferentes comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Ana Arnáiz.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Publicar comentario