¿Cuánto tarda un vaso en caer al suelo y hacerse añicos?

¿Te has fijado con que velocidad se produce?

Así a veces pasa la vida, te cambia en un segundo y se hace añicos.

Otras veces, sientes el miedo de ver el vaso caer, pero por suerte, por fuerza o porque no toca, no se rompe, y te avisa, ¡¡¡cuidado!!

La vida a veces pasa tan deprisa.

De un tiempo a esta parte le estoy dando vueltas precisamente a eso mismo, al tiempo.

Por eso este espacio ha estado parado, mientras me iban sucediendo cosas y mi cabeza seguía dando vueltas y la vida seguía girando a mi alrededor.

Como tantas personas recibí ese mensaje que no queremos que llegue:

  • Es usted positivo en coronavirus, aíslese.

Al malestar de tu cuerpo, se junta el de tu mente, el de la soledad y sobre todo el del miedo.

Y el tiempo se para.

Las horas se hacen siglos, el reloj no camina, sabes que ya has pasado un día y que es un día menos de encierro, pero el miedo a que esa noche empeores, a que mañana respires peor, hace que mires el reloj con incredulidad.

Y esos días se hicieron eternos, me parecía increíble que duraran tanto, con lo que nos quejamos de que no nos dan los días de sí.

Y a los poquitos días de salir y empezar a ver el calendario como antes, mi hijo cumple veinte años y otra vez me asaltan esas preguntas sobre el paso del tiempo.

¿Cuándo han pasado veinte años?

Los hijos te hacen darte cuenta de lo variable que es la sensación de paso del tiempo.

Cuando son bebes y no puedes dormir lo que necesitas, los días y sobre todo las noches son de chicle.

Luego crecen y los días son ese correr de un lado a otro, sintiendo que no llegas a ninguno y de repente ¡¡¡zas!!! Cumplen dieciséis, veinte años.

Y aunque has pasado horas mirándolos cuando eran bebes, jugando con ellos, riendo o peleando, te da la sensación de que el tiempo ha pasado demasiado rápido.

Recuerdo a mi madre decirme: – ay que ya no puedo cogerte en brazos, lo que daría porque hubiera un botón que os volviese pequeños.

Y me escucho decírselo a mis hijos.

El vaso se me ha caído de las manos algunas veces, por suerte no siempre se ha roto.

La vida me ha avisado unas pocas veces de lo efímera que es y decidí vivirla a tope, disfrutándola, como lo que es, una sola.

 

Y a ti ¿Cómo se te pasa el tiempo?

¿Alguna vez se te ha caído un vaso de las manos?

 

 

31 comentarios

  1. Es verdad que el tiempo pasa rápido y sobre todo en la época de la niñez, sin tiempos en los que tenemos ningún problema y todo lo vemos en modo de juego.
    La edad adulta ya es otra cosa, tenemos que lidiar constantemente con situaciones que muchas veces lo mismo nos vienen grandes, por ello en algún momento he notado que se caía un vaso, pero he conseguido cogerlo al vuelo y tratar de cuidar y gestionar el momento de la caída de dicho vaso.

      • Me he sentido tan identificada. Mi encierro x Covid fué así….contando las horas….días…y madre mía el tiempo parecía que no pasaba. Fueron 10 días larguísimos y con el miedo de : a ver mañana.
        Y en cuanto al paso del tiempo…..jolin que rápida pasa la vida. Aunque cuando nuestros hijos eran pequeños deseábamos que se hicieran grandes para poder descansar un poco y zas! De repente tengo la sensación de que me he dejado cosas x disfrutar de mis hijas por ese ansia de que el tiempo pasara. Que efímera la vida. Por eso ahora doy prioridad a lo que realmente importa.
        El vaso…..aunque se me caiga espero que no se rompa.
        Gracias Ana. Como siempre lo has bordado.

    • Es verdad Ana el tiempo pasa rapidísimo, y que hay que disfrutarlo a tope por qué en un momento se nos va, nuestros hijos se van haciendo mayores y nosotros con ellos. A mí se me han caído muchas veces un vaso unas veces se ha roto y otras no, lo importante es saber gestionar la vida y entenderla y saber que todo pasa por algo. Un beso enorme Ana,

        • Y que gran verdad, el tiempo pasa tan rápido y a veces vamos tan a la carrera que los días pasan sin pensar, pero cuando frenas o algo te hace darte cuenta de que el tiempo perdido no se recupera, hay algo dentro de nosotros que hace click.
          Hace pocos días tuve esa sensación otra vez….. Mi hija que hace bien poquito crecía feliz dentro de mí, ha cumplido 6 años……. Ya ha pasado tanto tiempo…….. Así que seguiré viviendo momentos bonitos a su lado, porque como dice la canción, dentro de poco su mano tendré que soltar y ya de reojo la intentaré cuidar.
          El tiempo que importante es saberlo vivir.

          • Disfruta mucho de esos momentos con ella y de todos contigo.😉
            Que canción más bonita.
            Un abrazo grande💜

  2. El tiempo… tan efímero, tan pesado, tan estresante, tan sabio… cuanto nos enseña a veces… Como dice el refrán o esa frase hecha, “el tiempo lo cura todo”. Hay q que saber gestionar el tiempo y vivirlo a tope cada Segundo. Muchas gracias como siempre por hacerme reflexionar☺️💜😘

      • Ana…. mi hijo va a cumplir 25 años, hace 2 minutos le dejé por primera vez en el cole y de repente es un hombre. En este largo y corto recorrer he medido mi vida a través de los años que tenía él cuando pasó esto o aquello.
        Y si, se me ha caído el vaso y me he dado cuenta de lo efímero de la vida y de que hay que vivirla como una que es.

        • Es verdad!! cuando se tienen hijos muchas cosas se cuentan por cuantos meses o años tenían ellos.🤗
          Sé que se te cayo y que has sido muy fuerte y luchadora, ahora a vivir cada día.
          (Tenemos pendiente cosas😉)
          Un abrazo muy fuerte compañera.💜

  3. Me encanta Ana cómo lo explicas. Cuando me dijeron también que era positiva se paró el tiempo y el miedo cogió un espacio en mi vida… Y la sensación de ser tan poca cosa… Porque cómo ya te dije era un zombi andante. Y de repente coger el plumero y limpiar, o poder tender la ropa me eran imposible… Necesitaba esa rutina en mi vida!!! La normalidad ha vuelto a mi casa y el tiempo me parece que lo aprovecho mejor, o al menos soy más consciente de lo importante que es sentirte bien 😊😊😊😊
    Yo también echo de menos achuchar y coger a mis hijos en brazos… Se me pasó volando disfrutar así de ellos!!! 🙄🙄🙄🙄

    • Que poco solemos agradecer las cosas simples y cotidianas y que importancia tienen cuando no las tenemos, cierto Ana.
      Achúchales ahora💜
      Va para allá un achuchón mío.😍

  4. Cierto es que en las malas , el tiempo se hace eterno y en las buenas, se evapora, sin ser muchas veces conscientes que estamos viviendo, quizás momentos que no volverán.Deberíamos tener el vaso entre “algodones” pero ese día a día …en el que el tiempo vuela, hace que el vaso se nos resbale de las manos. Una vez más,muchas gracias por tus palabras !!!

    • El vaso entre «algodones» que bonito., sobre todo la parte que esta en nuestras manos.
      Gracias por leerme y llevarlo a la práctica.
      un abrazo💜

      • Es verdad que el tiempo se me ha pasado volando y cuando quiera darme cuenta el vaso se cae se rompe y ya no queda nada.
        Esta reflexión me lleva:
        A valorar el vaso (la vida)
        A agradecer las veces que me ha quitado la sed.
        A ofrecerselo a otros para calmar la suya….

        Y a aceptar que pueda romperse y desaparecer.
        El tiempo pasa, rápido sí, pero me ha ido dejando cosas maravillosas que me han hecho feliz y otras que me han ayudan a crecer.
        Gracias Ana por estar en mi camino y ayudarme a reflexionar.

  5. Mi hija mayor ya tiene 19…uff es como si de un día para otro pasa de 5 a 19.Me pongo a recordar y me vienen a la cabeza sensaciones principal mente positivas, de las otras ni me acuerdo. Porque yo trato de vivir el presente, el aquí y el ahora. Es verdad que el vaso nunca se me ha hecho añicos o por lo menos no lo he sentido así…malos , peores momentos siempre los ahi, por supuestp pero después de los vaivenes vienen los ciclos buenos. Buscando lo positivo a mí el confinamiento me supuso un regreso a momentos en familia divertidos de hacer cosas juntos que hacía mucho no teníamos, a mejorar mi relación de pareja, cosas que se hacen rutinarias y no valoras.

    • Muy buena elección el vivir Aquí y ahora.
      Como me alegro de que disfrutaras de esos momentos tan bonitos en familia y disfrutando de la pareja.
      Un abrazo grande.💜

  6. Con la edad no sólo los “vasos” se te caen de las manos, pierdes los reflejos de agarrar las cosas antes de que se estrellen contra el suelo o contra lo que se ponga de por medio.
    Cuando se es joven se vive a una velocidad trepidante que no te permite apreciar muchas cosas que van sucediendo, las notas o echas de menos cuando ya han pasado.
    La vida se vuelve más contemplativa a medida que se nos rompen más “vasos”, así que yo, que ya se me han roto muchos y que los años se ocupan de hacerme cada día más… ¿sabia?, he tomado la decisión de comprármelos de plástico.
    Muchísimas gracias, Ana, por hacernos meditar y comunicarnos.
    Un abrazo

  7. Sabia, muy sabia, no tengo duda.
    Olé, olé por esos vasos de plástico, ¿existe algo más moldeable y que resista mejor los cambios,?jajaaja
    Gracias por compartir tu reflexión.
    Un abrazo💜

  8. Una vez se me cayó un vaso, todo lo de alrededor se paralizó, ahora sólo lo importante se movía. Hasta que no pegué los trocitos no vi que la vida me había dado una oportunidad.
    Por muy pequeño que sea lo importante, es lo que intento valorar y disfrutar.
    Ana gracias por poner preguntas que nos hacen pensar.
    Un abrazo

  9. Es verdad Ana que el tiempo pasa volando. A mi me pasa igual que a tí, hace como quien dice dos días tenía a mis hijos en brazos y ahora empiezan a volar del nido. Por eso mismo como dice el refrán «la vida son dos días» Hay que intentar disfrutar de ella al máximo. Yo también he pasado por un positivo en covid y con neumonía y he sentido ese miedo sin saber cómo iba a reaccionar mi cuerpo ante semejante bicho. Afortunadamente ese vaso no llegó a romperse y aunque me está costando salir del bache, estoy haciendo todo lo posible para que mi vaso no se vuelva a caer y si es así que no se rompa. Gracias como siempre por la reflexión. Besos 😘

    • Vamos campeona, saldremos de esta, como de tantas otras.
      Te mando un abrazo enorme y deseo de corazón que te llegue y te recuperes del todo muy pronto.
      Gracias a ti, por leer y comentar💜

  10. Que sabia reflexión, a mi si se me ha caído el vaso y si me ha roto más de una vez, pero después de recogerlo los trozos, se coge otro nuevo y diferente. Y a beber de nuevo. Y se que se me van a caer mas…para mi es mas duro verlo caer a cámara lenta, sufrir, ese vuelvo de corazón y no poder impedir que se rompa…
    Un besazo Ana, como siempre me ha hecho pensar y recolocar alguna cosilla…

  11. Que maravillosa reflexión y que comentarios tan interesantes.
    Me di cuenta de que pasó el tiempo tan deprisa cuando mis tres hijos se fueron de casa en estos tres últimos años.
    Yo que soy una auténtica «gallina» me busque tantas actividades para ocupar el tiempo que volvió a correr sin ponerme a pensar en ello.
    Gracias Ana y a todas las demás por esta reflexión.
    Un abrazo

    • ayy las mamás gallinas😍
      Que bueno que te buscaras actividades, quizá no hacia falta tantas, aunque imagino que como a todos la pandemia las paro y quizás ahí no te quedara otra que parar y darte cuento del tiempo.
      Estoy contigo en los comentarios tan interesantes que compartís, aprendo tanto de todos.
      Gracias 💜
      Un abrazo de 4.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar el comentario puedes facilitar tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximos envíos. Para poder enviar el comentario debes aceptar mi Política de Privacidad.

  • Responsable de los datos: Ana Arnáiz
  • Finalidad: Responder a los diferentes comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento expreso
  • Destinatario: Ana Arnáiz.
  • Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.

Publicar comentario